Las 10 operaciones míticas de la historia bursátil

La recopilación de las 10 mejores operaciones bursátiles de la historia no es sólo un mero anecdotario de los 10 “trades” más rentables sino que su estudio y análisis nos permite recorrer los últimos 100 años de nuestros mercados financieros al tiempo que nos muestra los patrones comunes en la personalidad de sus 10 protagonistas.

Muchas de esas operaciones se gestaron tras años de burbujas donde algunos pensadores independientes pudieron evitar el pensamiento grupal y aprovechar las caídas o recuperaciones posteriores. Asi ocurrió con Jesse Livermore en el crack de 1929, Paul Tudor Jones en el denominado “Black Monday” de 1987, Kyle Bass y Paulson durante la crisis financiera de 2008 o David Tepper en la gran recuperación del sector bancario de 2009.

Pero ese análisis también nos permite asistir como testigos a algunos de los acontecimientos políticos, fiscales, normativos y geoestratégicos del siglo XX y comienzos del XXI. Así ocurre, por ejemplo, con los problemas derivados de la integración europea y albores de la moneda única donde George Soros pudo aprovechar las ineficiencias del denominado ERM (“Exchange Rate Mechanism”) y doblegar al mismísimo Banco de Inglaterra, las perspectivas pesimistas tras la caída del muro de Berlín que permitió a Stanley Druckenmiller operar a favor de los bonos y marco alemán, Louis Bacon que anticipó los conflictos geoestratégicos y pudo aprovechar las consecuencias económicas de la invasión de Kuwait por parte de Irak e incluso asistir a los años 2000 donde talgunas empresas practicaban contabilidad creativa y permitió a Jim Chanos consagrarse como una leyenda al destapar los graudes contables del sexto mayor grupo empresarial de EEUU: Enron.

Pero , sin duda, lo más interesante de este análisis es que todas esas operaciones dibujan un retrato común de todos sus protagonistas.

Desde Jesse Livermore en 1929 a David Tepper en 2009 todos ellos muestran los tres elementos básicos que James Montier destaca en aquellas personas que son capaces de evitar el pensamiento grupal y el conformismo: el valor de ser diferentes, ser pensadores críticos y mostrar perseverancia y agallas para mantenerse fieles a sus principios.

I- PUESTO Nº 10: JESSE LIVERMORE Y EL CRACK DEL 29

Jesse Livermore ha pasado a la historia bursátil como uno de los pioneros de las ventas en descubierto o lo que en terminologia anglosajona se denomina “shorts”.

Su primera incursión con cierta relevancia en esta metodología de inversión tuvo lugar con la venta en descubierto de la compañía Union Pacific justo antes del terremoto de San Francisco de 1906. Su ganancia estimada en aquel momento fue de 250.000$ pero eso sólo fue el comienzo de una serie de operaciones posteriores similares. Siguió aumentando sus posiciones “short” a medida que el mercado de valores continuaba su derrumbe lo que le permitió ganar 1 millón de dólares adicionales. Siempre buscando su próximo objetivo se centró en la industria del trigo abriendo cortos en 1925 que le generaron tres millones de dólares en plusvalías.

En aquel momento Jesse Livermore ya se había granjeado una reputación significativa pero su visión de anticipación hizo que las operaciones anteriores palidecieran ante su nuevo hito. A principios del otoño de 1929 el Dow Jones se había multiplicado por 5 en los últimos 5 años y la atmósfera de euforia invadía todas las Salas de Bolsa y parquets. Pero esa euforia no era compartida por Livermore.

A medida que el dinero fluía de forma masiva hacia el mercado de valores los préstamos para adquirir acciones adquirían proporciones épicas. En Septiembre, cuando las acciones comenzaron a estabilizarse, Livermore abrió su mayor “short” hasta el momento que tuvo lugar en ese fatídico día de 1929. Livermore ganó 100 millones de dólares que equivalen a 1.470 millones de dólares en la actualidad.

Por increíble que parezca Livermore fue declarado en bancarrota y fue expulsado de la Junta de Comercio de Chicago en 1934, sólo 5 años después de su mayor éxito como inversor. Nadie sabe exactamente porqué y cómo perdió todo su dinero pero su reputación como uno de los mejores “short sellers” sigue en pie hasta nuestros días.

Leer más : Las 10 operaciones míticas de la historia bursátil

¡Compártelo!