Bankia revoluciona un fondo zombi a un superventas de renta variable

Si algo hace bien la banca, es distribuir productos. Y Bankia se ha puesto las pilas en el negocio de fondos de inversión, uno de los segmentos en los que planea crecer en su plan estratégico 2018-2020 contra la exigente dependencia que tiene sobre el negocio hipotecario, un lastre mientras que el euríbor siga en negativo.

Un ejemplo de esta estrategia es la evolución del fondo Bankia Renta Variable Global, un producto que arrastra una herencia de resultados muy pobres en comparación con sus pares. Por eso tiene una estrella Morningstar, el peor ‘rating’ por rentabilidad y riesgo frente a sus competidores, quedando entre el 10% peor de la categoría, que la firma de análisis la mantiene en renta variableglobal con empresas de gran capitalización.

No en vano, el fondo acumuló una rentabilidad del 10% entre 2014 y 2017, frente a las ganancias del 60% del MSCI World, índice global que Morningstar pone como ‘benchmark’ del vehículo. Es decir, el partícipe ganó un 50% menos que el mercado en los últimos cuatro años. El propio fondo, en su folleto, usa este índice como referencia para la parte de la cartera expuesta a la renta variable, que es casi toda.

Lejos de dejar que sea un fondo zombi más en la red, con cifras modestas de patrimonio y una gestión poco activa, como hacen muchos bancos con parte de la abundante oferta, Bankia ha usado este vehículo para generar un producto estrella a través de su propuesta Gestión Experta, un servicio de gestión de carteras con el que la entidad se puso el objetivo de captar 700 millones este año. Pero lleva 1.000 millones en dos meses.

El Bankia Renta Variable Global captó en términos netos 69 millones en mayo, con lo que se situó entre los 15 primeros de la industria y, en renta variable, solo por detrás de otro fondo de fondos, el CaixaBank Bolsa Selección Global Cartera FI. El patrimonio se ha disparado por encima de los 200 millones con este ritmo de ventas.

Cambio de gestor

Para entrar en este servicio, el Bankia Renta Variable Global ha pasado de ser un fondo que invertía directamente en acciones con la gestión de Álvaro Cifuentes a ser un fondo de fondos que gestiona el equipo de selección, liderado por Álvaro Martín Sauto. La comisión del vehículo es del 1%, aunque el coste para el cliente llega al 2%, al sumar las comisiones de los fondos en los que invierte. Esto en la clase cartera, la que se incluye en Gestión Experta, servicio que tiene una comisión propia mixta del 0,2% de gestión y un 8% de las rentabilidades positivas.

Leer más : Bankia revoluciona un fondo zombi a un superventas de renta variable

 

¡Compártelo!